Maria Fernanda Pineda Iriarte

mafer

Limeña, aprendiendo a vivir de forma más ecoamigable. También me gustan mucho los contenedores y baobabs :)

 

¿El fin de la vainilla?

¿El fin de la vainilla?

vanilla-flower-542019_1920.jpg

Es común en las fiestas de promoción de colegio, llevar en la muñeca una orquídea del color de tu vestido. En mi caso, hace más de 10 años mandé a teñir una de color verde limón para que vaya con el mío. Hasta hace poco, tenía entendido que esa había sido mi única experiencia con orquídeas. Pero ahora que ando en la onda Martha Stewart, me compré el libro La Marmita Encantada de Alessandra Pinasco y veo más programas de cocina de MovistarPlus, me nació un interés especial por conocer el origen de la vainilla, y para empezar, descubrí que esta también es un género de orquídea. 

Una orquídea particular

Existen 110 especies distribuidas mundialmente en regiones tropicales. La más conocida: vainilla planifolia, es la que produce un fruto del que se elabora el saborizante. Aunque la esencia se comercializa en forma de extracto real de las vainas de semillas, también existe su versión sintética. La vainilla es utilizada para la elaboración de perfumes, helados, pasteles, cremas, chocolates y gaseosas. Es más, Coca-Cola ha sido durante mucho tiempo su mayor consumidor.

caramel-1958386_1280.jpg

Si bien de origen mexicano, descubierta por los españoles en el siglo XVI, actualmente es Madagascar el mayor exportador de vainilla del mundo, alcanzando un 80%. En el año 2000, diversos fenómenos naturales provocaron consecuencias negativas para la producción de vainilla en el país y el precio llegó a subir a los 500 dólares por kilo. Sí, en relación a su peso, es uno de los productos agrícolas más caros del mundo. Nuevamente en el 2017, después de una sequía y malas prácticas agrícolas, Madagascar sufrió el paso de una tormenta tropical, lo cual elevó el precio entre 400 y 600 dólares el kilogramo.

Por un lado, sólo el 1% del saborizante usado en comida y cosméticos proviene de vainilla real; la otra cara de la moneda: la versión sintética proviene del petróleo, alquitrán de hulla y madera, salvado de arroz y aceite de clavo de olor. Sí, es 99% probable que ese helado de vainilla de 1 sol tenga su toquecito de petróleo.

¿Y qué pasa con los negocios orgánicos que optan por ingredientes naturales?

ice-cream-1440830_1280.jpg

Si eres amante de la vainilla, podrás soportar una subida de 12 dólares en tu torta cumpleañera, aumento necesario en el bar y pastelería Butter Scotch de Brooklyn, NY. O si te das cuenta de que en esa temporada de verano gastarás 22 000 dólares más en vainilla que el verano anterior, puedes hacer focus group y pruebas con ojos vendados para determinar si las personas sienten una diferencia significativa en el helado cuando recortas ligeramente el porcentaje de vainilla, idea de Eric Berley de la heladería Franklin Fountain en Filadelfia, EEUU. Todo es válido para no privar a las personas de vainilla, aun cuando es más cara y de menor calidad.

Probemos nuevas especies

En el Perú, existe una especie llamada vainilla pompona. Su baja popularidad se debe a la poca investigación de la misma. Ante ello, un proyecto de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), el Botanical Reseach Institute of Texas (BRIT) y la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM), dio como resultados la demostración de que es posible recolectar y cultivar 5 especies de vainilla ex situ en Puerto Maldonado y Lima. Además, su perfil aromático es comparable con la vainilla planifolia, lo cual genera potencial comercial importante.

¿Cuál es el futuro de la vainilla?

Brownie con helado de vainilla: la mejor sensación.

Brownie con helado de vainilla: la mejor sensación.

Pronósticos sugieren que con el aumento de fenómenos naturales como consecuencia del cambio climático y con la concentración de producción de vainilla en Madagascar, estamos frente a un escenario poco favorable para nuestro consumo de vainilla y tal vez nuestros hijos y nietos no la disfruten como la disfrutamos ahora. Un escenario alternativo sugiere cultivar la vainilla en invernaderos, tal como lo hace Wageningen University en los Países Bajos o el de buscar nuevas especies como alternativas, como el proyecto peruano. Cualquiera sea el caso, es un hecho que el cambio climático no está solo en los inmensos bloques de hielo que se desprenden de los glaciares en la Antártida, si no en tu postre favorito del fin de semana.

Todas las imágenes de Pixabay.

 

 

 

Navidad 2017: 5 ideas de regalos sin gastar ni 1 sol

Navidad 2017: 5 ideas de regalos sin gastar ni 1 sol